Las nuevas herramientas digitales de aprendizaje en las organizaciones del siglo XXI

Las nuevas herramientas digitales de aprendizaje en las organizaciones del siglo XXI

¿Cuáles son las nuevas herramientas tecnológicas orientadas al aprendizaje y capacitación usadas en la era digital?, ¿Cómo se aprende y se capacita en las organizaciones del siglo XXI?, ¿Por qué es tan importante para los profesionales capacitarse hoy en día en un ambiente donde el cambio es la única constante?

Todas estas preguntas toman relevancia en un mundo donde cada vez el cambio es más rápido, y los profesionales y empresas más exitosas son aquellas que pueden mantener el ritmo y anticiparse a nuevos cambios.

¿Qué está pasando y qué impacto tiene?

Los avances, la velocidad, la cobertura y la democratización de la tecnología han impactado nuestras vidas y han redefinido los modelos de negocio de empresas e industrias completas. Según Deloitte, 70% de las compañías que estaban en el Fortune 100 hace más de diez años ya no existen, y el 90% de las organizaciones creen que sus industrias cambiarán debido a las nuevas tendencias digitales.

Algunas compañías que a comienzos del siglo XXI no figuraban en las listas de empresas más grandes ni en el “top of mind” de analistas, son las que han transformado cómo realizamos actividades diarias como: comunicarnos (WhatsApp, Twitter), comprar (amazon.com y alibaba.com), socializar (Facebook, Snapchat e Instagram), ver TV (Netflix y YouTube), escuchar música (Spotify, Deezer, Napster y Apple Music), transportarnos (Uber, Cabify y Lyft), hospedarnos (Airbnb) y aprender (edX y Coursera), entre otras.

Apalancadas en la tecnología, las empresas habilitan y potencializan su productividad, ya que con ésta logran un mejor conocimiento de sus clientes, optimizan procesos, mejoran su calidad, innovan en sus soluciones (productos, servicios, conocimientos) y obtienen acceso a nuevos clientes a escala global. Sin embargo, en algunas organizaciones existe una brecha de desempeño organizacional; parecen no mantener el ritmo del cambio digital.

Afortunadamente, por medio de capacitación y aprendizaje, el área de Recursos Humanos y los profesionales tienen una magnífica oportunidad para cerrar estas brechas.

¿Por qué es tan importante capacitarse y aprender constantemente?

Para tener éxito en la actualidad, es necesario adaptarse a la velocidad del cambio digital y esto requiere de capacitación y aprendizaje constante. La transformación digital demanda que el modelo operacional tradicional (más lento) se agilice. También exige que los profesionales entiendan cómo la estrategia, la conectividad y el negocio están cambiando debido a ésta. Los modelos, conocimientos y habilidades que funcionaron y fueron sinónimo de éxito años atrás, no necesariamente garantizarán la sostenibilidad de la organización en los años por venir.

Según el último reporte de LinkedIn 2018, Workplace Learning Report, debido a una “vida útil” más corta de las competencias y a un mercado laboral más competido, crecen las brechas en las competencias…y éstas deben cerrarse. El área de desarrollo y entrenamiento juega un rol fundamental para poder mantener la competitividad en un ambiente cada día más cambiante. (Ver figuras 2 y 3).

Hoy las competencias más valiosas son las que ayudan a los colaboradores y las organizaciones a volverse más ágiles y digitales. La rapidez con la que los profesionales y organizaciones puedan desaprender viejos conceptos y aprender otros nuevos, con otras metodologías, otras herramientas y otros marcos, podrá determinar su éxito y sostenibilidad en el tiempo.

A su vez, la movilidad del talento debe transformarse en un valor central de la organización. Así, los profesionales podrán moverse de función a función fácilmente para entender el nuevo y más ágil modelo de negocio y de carrera, dentro de la organización. (Concepto de liquidez/fluidez).

¿Cómo es la capacitación y el aprendizaje en las organizaciones del siglo XXI?

Gracias a la revolución digital, la idea de que las capacitaciones y el aprendizaje (dentro y fuera de las organizaciones) se dan en espacios físicos y momentos específicos ha cambiado. Numerosas empresas han implementado e incorporado diferentes tecnologías en sus programas de entrenamiento y desarrollo, no sólo con el objetivo de disminuir costos; también para alinearse con la nueva realidad de la era digital. Algunos ejemplos de esta tecnología incluyen: Conferencias web (webinars), podcasts, blogs, microblogs, páginas internas tipo Wiki, E-learning y M-Learning (Mobile Learning), entre otros.

De este modo, un profesional puede unirse a una conferencia web (webinar) con un proveedor en Asia o con un CEO en Europa para discutir sobre la estrategia de los próximos 5 años de su organización. Quizás escuche un podcast grabado en EEUU sobre las características técnicas y los beneficios de una nueva solución que su empresa está lanzando al mercado local. Incluso, desde su laptop o teléfono inteligente, tiene acceso a decenas y hasta cientos de cursos de capacitación. Si trabaja en un área técnica, no es raro que participe en un blog/microblog sobre actualizaciones o implementación de un nuevo software. Si es de un área comercial, es probable que tenga acceso a un APP diseñada y estructurada en Zúrich y desarrollada en India o Latinoamérica.

Dos de las tendencias tecnológicas que permiten a las organizaciones manejar sus programas de capacitación y ayudan a interactuar a los colaboradores en siglo XXI son los Sistemas de Gestión del Aprendizaje (Learning Management Systems) y los Enterprise Social Networks.

¿Qué son los sistemas de gestión del aprendizaje?

Los sistemas de gestión del aprendizaje o LMS en inglés (Learning Management Systems) son plataformas tecnológicas que ayudan a las organizaciones a ordenar, hacer seguimiento y manejar los programas de entrenamientos, inducción/on-boarding, desarrollo y cumplimiento. Coloquialmente son referidas como el “E-Learning” por parte de los colaboradores.

Son utilizados para automatizar la administración, operatividad, desarrollo y entrega de los cursos y programas de entrenamiento en una organización. Sirven para manejar el contenido, administración del registro de los colaboradores, seguimiento y asesoramiento. Así mismo, les permiten a los usuarios buscar información relevante en bases de datos de su organización y conectarse con expertos en su empresa.

Como el E-Learning es más rápido y efectivo que el aprendizaje tradicional, ha gozado de una gran aceptación. Adicionalmente éste disminuye las interrupciones en el trabajo y los entrenamientos se acomodan a las necesidades del negocio. Es más barato que el aprendizaje tradicional en donde se incurre en costos logísticos como alquiler de espacios, pago a instructores, coffee breaks, impresiones, entre otras. Es fácil de manejar y se tiene una supervisión completa de los programas de entrenamiento y colaboradores que acceden a ésta. Se puede manejar de manera centralizada, pero a su vez segmentada por tipo o categoría de entrenamientos. Los colaboradores tienen retroalimentación en tiempo real y al crear y formalizar un repositorio de conocimiento en la organización, se retiene el conocimiento puesto que éste no queda sólo en la cabeza de los colaboradores.

Según G2 Crowd, al mapear en la Matriz de Gartner a los mejores LMS corporativos para empresas grandes en el mercado, vemos que sobresalen: Pluralsight, Saba, Adobe LMS, Oracle PeopleSoft y SAP SuccessFactors.

Enterprise Social Networks y Colaboración Digital en el siglo XXI ¿Cómo impactan cómo aprendemos y colaboramos en las organizaciones?

El aprendizaje en las organizaciones no sólo proviene de las capacitaciones; proviene de la experiencia adquirida y también de cómo trabajamos en grupos/redes. Entendiendo el contexto y apalancados en la tecnología, los Enterprise Social Networks (también conocidos como los Internal Social Media: redes sociales empresariales) se tornan una buena opción en la era digital.

Estos buscan crear una comunidad virtual en donde los colaboradores trabajan, intercambian información, plasman y promueven actividades y proyectos. En palabras del día a día, son como el Facebook empresarial. De hecho, ofrecen una experiencia al usuario muy parecida y procuran alinear esfuerzos y buscar la cooperación. Logran de esa manera la colaboración digital, que es el uso de la tecnología para mejorar las habilidades de los empleados para trabajar juntos sin importar su ubicación geográfica. Estas herramientas, que incluyen mensajería electrónica, blogs, reuniones on-line y comunidades/grupos digitales; permiten a las empresas entender mejor a los colaboradores y permiten que los empleados trabajen de manera más efectiva al interactuar con sus pares. Existen varios competidores en el mercado donde sobresalen (para empresas de más de 1.000 colaboradores) Internal Social Networks como Salesforce Chatter, Jive, Workplace de Facebook y Yammer de Microsoft.

Adicional a los cursos tradicionales de educación continua (presencial o semipresencial) como diplomados, especializaciones y maestrías; un número cada día mayor de profesionales (en especial millennials) aprenden por medio de los MOOCs. Éstos son “Massive Online Open Courses”, o Cursos Online Masivos y Abiertos. Con un sinnúmero de temas ofrecidos, usualmente son gratuitos y disponibles para que cualquiera pueda inscribirse. Incluso, en muchos casos, tienen certificados de universidades prestigiosas como Harvard, MIT, Standford y Cornell, entre otras. Los proveedores más importantes a finales de 2017 son: Coursera (30 Millones de usuarios registrados), edX (14 Millones de usuarios registrados), XuetangX (9.3 Millones de usuarios registrados), Udacity (8 Millones de usuarios registrados) y FutureLearn (7.1 Millones de usuarios registrados)

Según el reporte By the Numbers: MOOCs in 2017 del buscador Class Central, al finalizar el año 2017, había cerca de 81 millones de estudiantes registrados (equivalente a la población de Colombia y Perú juntos), más de 800 universidades dictando cursos y más de 9.400 cursos diferentes. Los cursos abarcan varios temas, pero los más populares son aquellos relacionados a Tecnología y Management.

Así, una persona puede acceder desde su laptop o móvil a una amplia gama de temas dictados por expertos, desde la comodidad de su casa. Encontrará, entre otros, manejo de software de estadística como SPSS, cursos en finanzas, en emprendimiento, diferentes metodologías como design thinking, Agile Project Management y marcos de negocio como Business Model Canvas. También pueden profundizar en Supply Chain Management, Inbound Marketing, SEO, e-commerce y Analytics.

¿Qué va a regir en el futuro?

Como está claro que el ritmo del cambio de la tecnología es exponencial, es importante hacerse una idea de las tendencias que van a regir en los años a venir. A continuación, me permito dejar una lista con 5 tendencias según la página E-learning Industry Infographics.

  1. Micro aprendizaje: El aprendizaje se realizará en módulos cortos, de 3 a 5 minutos, que cumplan con objetivos determinados. Un buen ejemplo son los cursos de Khan Academy: videos cortos que se enfocan en temas específicos.
  2. Videos: La empresa CISCO estima que para el 2019, el 80% del tráfico de Internet en el mundo será video y que logran captar la atención de las personas. Así mismo, se espera que el mercado global de videos empresariales crezca de un estimado de USD 16.34 millardos en 2017 a USD 40.84 millardos en 2022.
  3. Realidad Virtual y Realidad Aumentada: A pesar de que lleva años en el mercado, recientemente ha tomado impulso, ya que mejora la experiencia de aprendizaje al hacerla más real y/o aumentada. Algunas empresas usando esta tecnología incluyen Kentuchy Fried Chicken, UPS y Walmart, en EEUU.
  4. Aprendizaje móvil (M-Learning): La creciente penetración de teléfonos inteligentes en todo el mundo y el final del soporte de flash le darán esa ventaja al aprendizaje móvil para seguir creciendo en los próximos años. Se espera que el mercado sea de USD 37.60 millardos en 2020.
  5. Aprendizaje por medio de video juegos: El aprendizaje basado​ en video juegos y la gamificación (técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo) está tomando mucha fuerza en el aprendizaje y el desarrollo. El mercado de la gamificación se estima que alcance un valor de USD 11.10 millardos en 2020.

¿Dónde pueden comenzar las empresas?

En caso de que el lector trabaje en una empresa que está pensando en implementar un programa de capacitación apalancado en tecnología, a continuación, me permito darles los consejos resumidos del artículo 7 Steps for Better Training and Development Programs de la Society for Human Resources Management (SHMR).

  1. Tomar como punto de referencia lo que se está haciendo: Entender qué es relevante en el mercado y en la industria. Compararse con empresas similares o que tienen como punto de referencia para saber cuáles son las tendencias. Una buena práctica es preguntar a pares de RR.HH de diferentes empresas de la industria. Un espacio oportuno puede ser las reuniones de la asociación de recursos humanos de la ciudad/país/región.
  2. Encuestar a los colaboradores: A los colaboradores les interesa saber ¿Qué se espera de ellos?, ¿Por qué se requiere eso de ellos y cómo pueden lograrlo?.
  3. Alinear los objetivos de negocio: Asegurar que las capacitaciones estén alineadas con los objetivos organizaciones y aporten de alguna manera al logro de objetivos.
  4. Administrar los programas de entrenamiento de Capacitación y Desarrollo como un negocio: ¿Cuál es el propósito y los entregables? ¿Cuáles son las Fortalezas /Debilidades/Oportunidades/Amenazas del programa y el equipo de capacitación? ¿Cuál es el presupuesto? (Realista) Es importante analizar los beneficios y los números. No hay que temer a hacer pruebas pilotos para probar si van por buen camino.
  5. Hacer de la capacitación en la era digital parte de la cultura digital de su organización: Se vuelve crítica para garantizar la transición hacia la transformación digital.
  6. No parar de innovar: Es bueno apalancarse en las últimas tecnologías que ayudan a optimizar, flexibilizar y agilizar el proceso de cambio en la era digital.
  7. Medir los resultados: ¿Cuál es el ROI de las capacitaciones y entrenamientos? Este es tal vez el “santo grial” en varias organizaciones y responde en gran medida a la pregunta ¿Por qué existe el área/función de capacitación y entrenamiento?

Nuevas reglas de desarrollo profesional en las empresas.

En este artículo introductorio, vimos cómo la tecnología ha impactado nuestras vidas y ha redefinido modelos de negocio a tal punto que las organizaciones se apalancan en ésta para impulsar su productividad y sostenibilidad. Explicamos que el área de RRHH es crucial en este proceso, respondimos ¿Por qué es tan importante para los profesionales capacitarse hoy en día?, cubrimos ¿Cómo se aprende y se capacita en las organizaciones del siglo XXI? y enumeramos ¿Qué sigue en el futuro y cómo pueden comenzar las empresas a implementar un programa de capacitación?

Es probable que algunos lectores se pregunten ¿Qué debo tener en cuenta como profesional del siglo XXI para navegar satisfactoriamente esta realidad cambiante y ser exitoso/a?

Para estar delante de la curva, los profesionales de hoy deben tomar una actitud proactiva y asumir las riendas de su propia carrera y desarrollo profesional. Les beneficia entender cómo todo lo que está sucediendo está redefiniendo las reglas de desarrollo profesional dentro y fuera de las organizaciones.

Por: Daniel Eduardo Torres Pinzón

Profesional de Desarrollo Humano y Analítica